Hoy de nuevo, al hornear, nuestro obrador se llena de aromas que te ponen contenta, simplemente feliz, así que, es esto lo que me empuja a escribir y compartir con quien nos lea esta receta de coques de recapte, las mismas que prepararmos hace unos días para el Taller de Recuperación de Panes Antiguos.

Dicen que las coques de recapte se consumen desde la Edad Media, y constituían un alimento muy popular en días festivos. El recapte és muy amplio y siempre depende de lo que se cultive/consuma en la zona. De hecho, recapte, es todo aquello que se recoge y se almacena, así que ya podéis ir pensando en la mejor guarnición.

En casa, siempre las comíamos en Lleida, pero también se encuentran en Tarragona (coca de ceba), Barcelona y Girona, las recuerdo perfectamente, es de esos recuerdos imborrables, incluso recuerdo el papel con las manchas que dejaba la coca.

Suelen ser de butifarra, arenques, espinacas con piñones o lomo, con base de escalivada (pimento, berenjena, tomate y cebolla asadas). La verdad es que son fáciles de elaborar, deliciosas y muy resultonas en reuniones familiares o con amigos, y también para comer fuera de casa en modo pic-nic.

Así que, ¿listos?, pues a pensar en el recapte que preferís, que la masa os espera.

PARA 3 COQUES

500 gr harina de trigo panificable

225 gr agua

125 gr  masa madre

40 gr manteca de cerdo (puede substituirse por aceite)

10 gr sal

5 gr levadura fresca

Escalivada (verduras-asadas):

Tomate – berenjena – cebolla – pimiento rojo

3 o 4 Arengadas (arenques) limpias/ 3 o 4 butifarras / 6 salchichas/ 3 o 4 cortes de lomo de cerdo/ espinacas salteadas con piñones

Amasar todos los ingredientes añadiendo al final la levadura y la sal. Dejar reposar en bloque 3 horas.

Dividir en 3 porciones y darle forma de lengua larga (coca) con las manos o con la ayuda de un rodillo.

Pelamos las verduras asadas, y limpiamos las arengadas.

Sobre la superficie de la masa rociamos un chorro de aceite y montamos la escalivada jugando con los colores, volvemos a rociar aceite y colocamos encima las 4 arengadas o las butifarras o el lomo.

En el caso de escoger las espinacas irán directamente sobre la masa sin la escalivada y tiraremos piñones y pasas por encima.

Hornearemos, preferiblemente sobre una piedra, a  250º durante unos 20 min.

Estará mucho más sabrosa a las 24h de haberla horneado.

Envolverla en papel y llevarosla de excursión al monte, cuando el hambre apriete la vais a disfrutar un montón.

Salut!